Quién fue la Madre Teresa de Calcuta y por qué es venerada

Agnes Gonxha Bojaxhiu, más conocida como «La Madre Teresa de Calcuta» llegó al mundo, y más concretamente a Uskup, actual Skopje, un 26 de agosto de 1910.

Nacida en una familia acomodada, fue la menor de sus hermanos y, a la muerte inopinada de su padre (acaso por envenenamiento) fue criada únicamente por su madre bajo el credo de la Iglesia Católica, de la que nacería posteriormente su vocación de monja y su dedicación a los más pobres y olvidados de India.

Vida de Madre Teresa, su entrega a los más pobres y por qué es venerada

La vocación de la Madre Teresa comenzó a corta edad y enseguida recibió la llamada de Cristo, dejando a su madre y hermanos a la edad de apenas 18 años, trasladándose en barco a Calcuta, donde llegó en 1929.

Pronto comenzó su actividad misionera en la ciudad india, tomó los hábitos y dedicó los primeros años de su estancia en India a la enseñanza en un colegio de la ciudad, si bien esta actividad llenaba su vida, ella sentía que la llamada divina le obligaba a entregarse aún más a los desfavorecidos. Hacía 1949 adquirió nociones de enfermería y decidió definitivamente dejar el Convento que le trajo hasta Calcuta y centrar sus esfuerzos en los barrios más humildes de Calcuta.

Los comienzos acompañando a los más pobres, niños huérfanos, mujeres abandonadas, ancianos sin recursos, fueron muy duros pues apenas contaba con ningún recurso económico que le permitiera financiar cualquier proyecto solidario, no obstante, poco a poco, algunas hermanas se le iban acercando y contribuían igualmente al cuidado de los más humildes.

En 1950, el Vaticano autoriza a Madre Teresa a fundar la congregación de «Las Misioneras de la Caridad» dedicada a la atención a todos aquellos rechazados por la sociedad y sin medios de subsistencia. Si bien al principio, la Congregación contaba con algo más de 13 hermanas, a los pocos años, sumaban más de 4.000 y habían construido, orfanatos, hospicios, centros de leprosos…

Poco a poco, se fueron abriendo casas de la Congregación en Venezuela, Roma, Tanzania, hasta propagarse por Europa, Estados Unidos y Asia. El proyecto de Madre Teresa iba alcanzando reconocimiento internacional y su persona fue conociéndose mundialmente.

En 1996, la Madre Teresa contaba con 517 misiones de la Congregación en más de 100 países del mundo y era venerada en todo el mundo por su apoyo a los más desfavorecidos.

Su salud comenzó a deteriorarse tras un fallo cardíaco en 1993 y tras ellos, vendrían distintas complicaciones de salud que acabaron con su vida el 5 de septiembre de 1997 en la ciudad de Calcuta a la que había entregado su vida. Recibió un funeral de estado a la forma de Mahatma Gandhi o el mismo Jawaharlal Nehru.

El pensamiento de la Madre Teresa

Mujer de vocación temprana, tuvo muy claro desde un primer momento que su vida iba a ser consagrada a Dios, a través de los más pobres y abandonados de la sociedad y así lo manifestó cuando dijo: «Por sangre y origen soy albanesa, por mi vocación pertenezco al mundo entero, pero mi corazón pertenece por completo a Jesús»

Resulta muy contradictorio que salieran a la luz una serie de epístolas escritas por Madre Teresa en las que mostraba abiertamente sus dudas sobre la existencia de Dios. Así, se dice en algunas de ellas: «Dónde está mi fe? Incluso en lo más profundo… no hay nada, excepto vacío y oscuridad… Si hay un Dios, por favor, perdóname. Cuando intento elevar mis pensamientos al Cielo, hay un vacío tan acusador que esos mismos pensamientos regresan como cuchillos afilados y hieren mi alma… Qué doloroso es este dolor desconocido. No tengo fe. Rechazada, vacía, sin fe, sin amor, sin celo… ¿Para qué hago este trabajo? Si no hay un Dios, no puede haber alma. Y si no hay alma, Jesús, tú tampoco eres cierto.»

Ciertamente y, a pesar del contenido de las mismas, las dudas sobre la existencia del Altísimo no son infrecuentes entre los religiosos y religiosas y así quedó demostrado en el proceso de beatificación de La Madre Teresa en que, a la hora de beatificarla pesó más su entrega a los más pobres, que sus «dudas de fe»

Posteriormente, el Papa Francisco, en fecha 4 de septiembre de 2016 elevó a los altares a quien fuera un ejemplo para todos los católicos y no católicos.


Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: