Qué es un geriatra y para qué sirve

Para decirlo en un lenguaje llano que todo el mundo entienda, el geriatra es el médico de los ancianos, de la misma forma que el ginecólogo se ocupa de las patologías relacionadas con la mujer, el geriatra se ocupa de nuestros mayores.

Definición de geriatra.

El geriatra es el médico especializado en la salud de la persona mayor. Su labor se centra en el estudio de los aspectos clínicos, terapéuticos, preventivos y sociales del anciano ya se encuentre enfermo o sano. Hablamos así, de médico geriatra.

De igual forma, el paciente geriátrico sería aquél que, al hecho de tener una edad avanzada, se añade la idea de trastorno funcional físico y/o psíquico, de pluripatología, de polifarmacia y de fragilidad social. Lógicamente,  a mayor edad mayores posibilidades de presentar esas características.

Qué características definen al geriatra

Además de una formación académica en medicina, el geriatra debe contar con una serie de conocimientos añadidos, a saber:

  • Un conocimiento preciso sobre el proceso del envejecimiento, esto es, qué cambios se producen con el paso del tiempo, cambios fisiológicos y otros cambios relacionados con las patologías que aparecen con el paso de los años y que son más infrecuentes en edades jóvenes.
  • Un conocimiento de la llamada «valoración geriátrica integral» es decir, un conocimiento de la situación clínica, las funciones físicas y mentales del paciente y además, un conocimiento de la situación personal del paciente y su entorno social.
  • Otra de las características que deben acompañar al geriatra es capacidad de interacción con otros profesionales ya sean sanitarios o no, médicos de familia, especialistas,  psicólogos, asistentes sociales, etc…

Para qué  y cuando acudir al geriatra

Como hemos indicado antes, el geriatra es el médico que mejor conoce las patologías del anciano y por ello es muy recomendable que, a partir de cierta edad y siempre que presentemos una serie de indicadores, acudamos a este profesional. ¿Cuáles son los indicadores que nos recomiendan acudir al geriatra?

  1. Pacientes con más de cinco medicamentos recetados (pacientes polimedicados) A medida que nos hacemos mayores comienzan a aparecer «grietas» en nuestro organismo que es preciso «reparar» y por ello se acude al medicamento, sin embargo la prescripción de varios medicamentos puede ocasionar algún efecto adverso en nuestro cuerpo y es por ello que sea el geriatra puede revisar todos los medicamentos que tomamos y eliminar alguno de la lista.
  2. Problemas de memoria. Según la prestigiosa Universidad Johns Hopkins, el 60% de la población mayor de 65 años no ha sido detectada de una posible demencia, de ahí que sea aún más necesario acudir al geriatra para que sea él, quien mediante una prueba, detectará cualquier posible deterioro cognitivo leve.
  3. Pérdida de movilidad. Los problemas relacionados con la pérdida de movilidad, inseguridad en el anda, pérdida de equilibrio o dificultad para deambular, son otro de los indicadores de la necesidad de acudir a un geriatra al objeto de que evalúe tus problemas de movilidad y aconsejarte la visita a algún fisioterapeuta e incluso consejos y ejercicios para evitar las temibles caídas.

Existen más síntomas que nos pueden indicar la necesidad de acudir al geriatra, pero éstos suelen ser los más frecuentes, así que si te ves descrito en alguno de ellos, no dudes en acudir al geriatra.


Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: