La gonoartrosis. Qué es. Sus causas y su tratamiento

En términos técnicos, podemos definir la gonoartrosis como una enfermedad crónica y degenerativa que afecta al mecanismo de articulación de la rodilla.

Sus causas y su tratamiento

La gonoartrosis es la más frecuente de las enfermedades relacionadas con la osteoartritis u osteortrosis de rodilla y está íntimamante relacionada con el cártilago que recubre la rodilla. Para entendernos, la gonoartrosis se produce por que el cartílago existente entre los huesos se va deteriorando, se va perdiendo y deja de ejercer su función, la consecuencia de ello es que se produce un rozamiento entre los huesos que provoca, desde una simple molestia, hasta un dolor insoportable que incluso nos puede llevar a terminar en una silla de ruedas.

Por otro lado, hay que decir que la gonoartrosis es un padecimiento que llega a un 90% de personas, más frecuente en mujeres que en hombres y es la consecuencia natural del envejecimiento, a medida que cumplimos años, el cartílago va perdiendo funcionalidad y es necesario regenerarlo.

Otra de las causas que pueden motivar esta enfermedad es la provocada por un traumatismo, es decir, una lesión, un accidente, puede producir la gonoartrosis, debiendo de hacerse un examen específico de la rodilla en este tipo de casos.

¿Cuando debemos alertarnos? Los primeros síntomas pueden pasar desapercibidos y coinciden con la primera fase de la enfermedad. Un pequeño dolor en la rodilla después de haber andado unos metros, una punzada después de un ejercicio leve y muchas veces episodios de ruido que nacen de la articulación cuando la ejercitamos, es decir, al subir o bajar la pierna, a veces, se produce un ruido en la articulación, que nos está advirtiendo de que algo no funciona correctamente.

En fases más avanzadas de la enfermedad, pueden aparecer dolores intensos, enrojecimiento de la zona articular, entumecimiento, etc…

 

Resultado de imagen de gonartrosis

Los diferentes tratamientos de la gonoartrosis

Si la enfermedad cursa con dolor, lo primero que hay que atajar es éste, para ello deberemos acudir (siempre con indicación médica) al uso de analgésicos y antiinflamatorios.

El segundo paso es analizar en profundidad la causa de la gonoartrosis, si se debe a un deterioro natural del cartílago o si la enfermedad obedece a una lesión o accidente, en cuyo caso puede que no quede más remedio que acudir a la vía quirúrgica.

Si el dolor obedece  al ejercicio de una actividad física violenta, como la práctica de algún deporte violento, éste debe cesar, si por el contrario, nos encontramos ante un deterioro natural del cartílago, puede ser muy recomendable ayudarse de bastones y andadores.

En muchos casos es muy recomendado el uso de rodilleras, pequeños ejercicios y finalmente, si la enfermedad está en fase muy avanzada, la última solución pasa por la intervención quirúrgica para el implante de una prótesis mecánica.

Últimamente existen tratamientos muy satisfactorios relacionados con la administración de células madre que consiguen regenerar el cartílago hasta conseguir, si bien no una curación absoluta, si al menos que cese el dolor.

El tratamiento con fisioterapia suele ser muy indicado para este tipo de dolencias y ofrece muy buen resultado en muchos de los casos. Así, puede utilizarse:

  1. Calor y frío. Tratamiento con termoterapia y crioterapia, con los que se consiguen disminución muy significativa del dolor, disminución de la zona inflamada y de los espasmos musculares.
  2. Terapia manual mediante masajes, movilización neuromeníngea con el fin de calmar el dolor de la zona afectada.
  3. Electroterapia. Mediante la utilización de diversas corrientes eléctricas se consigue una minoración del dolor.

Como consejo final, podemos decir que si aparece el dolor, aunque sea leve, punzadas o entumecimiento en nuestra rodilla, no lo dudemos más y acudamos a un especialista para que nos examine y pueda determinar definitivamente el motivo de éste.

Advertencia:

El presente no es un blog médico y en absoluto pretende sustituir las opiniones o dictámenes de ningún técnico en medicina, sino simplemente tratar de explicar en un tono más coloquial algunas de las distintas enfermedades que se contienen en sus páginas. Por ello, si usted padece cualquiera de los síntomas aquí explicados acuda a su médico de referencia.

 

 


Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: