La demencia senil en el anciano

La conocida como demencia senil no es una enfermedad en sí misma. Se trata de un conjunto de síntomas que lo que manifiestan puede ser otro tipo de patología como el alzheimer, parkinson, etc…

¿Qué la origina?

La demencia senil se puede deber, en la mayoría de los casos a un trastorno degenerativo, es decir, nace en nuestro cerebro y tiene un carácter irreversible. No obstante, también puede deberse a otros motivos como tumores cerebrales, cambios en los niveles de glucosa, calcio o sodio y en estos últimos casos, si se detecta a tiempo, puede tener posibilidad de cura corrigiendo su origen.

Son varias las patologías que pueden provocar la demencia senil, el alzheimer, esclerosis múltiple, parálisis supranuclear progresiva, etc…

¿Cómo la detectamos?

En los niveles tempranos, la demencia senil se manifiesta con pequeñas señales a las que habrá que estar muy atentos, generalmente se detecta con pequeños problemas de memoria. Olvidar los nombres de las cosas, donde se han puesto las llaves (aunque en este último caso nos pueda pasar a más de uno sin tener demencia) cambios de humor, son alguno de los síntomas. Puede aparecer también dificultad para resolver problemas simples de la vida cotidiana o toma de decisiones.

Tipos y grados de demencia en ancianos

Básicamente podemos definir cuatro tipos básicos de demencia:

  • Enfermedad de alzheimer. Es quizá la más conocida por el público en general y supone alrededor del 60% de los casos de demencia senil. En pocas palabras es una patología neurodegenerativa y progresiva que afecta a las neuronas de nuestra corteza cerebral.
  • Demencias vasculares. Son todas aquellas motivadas por accidentes cerebrovasculares, nos referimos al ictus o infarto cerebral en que la sangre deja de irrigar la zona del cerebro afectada, produciendo la muerte de las meuronas.
  • Demencia por cuerpos de Lewy. Se caracteriza por la formación en distintas zonas del cerebro de depósitos anormales de proteínas que afectan a la actividad de determinados neurotransmisores y, como consecuencia, alteran el comportamiento, la percepción y el pensamiento de los pacientes.
  • Enfermedad de Pick. También conocida como demencia fronto-temporal por la localización (lóbulos frontal y temporal) de las lesiones cerebrales causadas por la presencia de cuerpos y células de Pick (una forma anormal de la proteína tau)

Los grados de demencia senil:

  • Demencia leve. Este caso se origina en los primeros momentos de la enfermedad y se caracteriza por los síntomas que comentábamos anteriormente, pequeñas pérdidas de memoria, dificultad para resolver problemas de la vida ordinaria, etc…Pueden existir también pérdidas de memoria de los nombres de los familiares cercanos.
  • Fase intermedia. Básicamente se caracteriza por un empeoramiento de los síntomas anteriores, la pérdida de memoria más reciente se va agudizando, se produce desorientación del anciano en lugares que antes reconocía, comienza a presentar problemas de comunicación por falta de una conversación inteligible, etc…
  • Demencia senil avanzada. En este caso, la situación es absolutamente irreversible y nuestro adulto mayor deja de ser autónomo. Es incapaz de ocuparse de las tareas más básicas de su actividad cotidiana. El anciano no puede vestirse solo, no puede comer solo, presenta problemas para conocer a sus familiares más allegados, se produce pérdida en el control de esfínteres y, en muchos casos es la antesala de un fatal desenlace.

¿Tiene cura la demencia senil?

Lamentablemente, la respuesta es negativa, si bien no todas las demencias seniles terminan en un fatal desenlace y pueden reconducirse atacando el origen de la misma. Así, si la demencia tiene un origen metabólico, como cambios en el nivel de glucosa, y se atiende pronto, su pronóstico es muy favorable.

Qué podemos hacer

En parancianos.com queremos ser positivos y enfrentar los problemas de cara, por ello, sin restar gravedad a la situación:

  1. Detectar los primeros síntomas para poder atacar a la demencia en sus primeros estadios y para ello, en cuanto aparezcan los primeros síntomas, acudir a nuestro médico de cabecera para que evalúe a nuestro mayor.
  2. Si la demencia senil ha sido diagnosticada, no desesperarse, habrá que hacer un seguimiento puntual de las medicinas que se receten a nuestro familiar con el fin de que no se salte la prescripción y tome sus medicinas como han sido indicadas por el médico.
  3. Habrá que plantearse terapias alternativas ¿Y esto qué es? pues bien, nos estamos refiriendo a fisioterapia, talleres de desarrollo cognitivo, terapia con mascotas y otro tipo de terapias que ayudan significativamente al anciano.
  4. La cercanía con nuestro familiar debe hacerse más efectiva, llegando incluso a controlar todas las actividades diarias de éste en una primera fase de la enfermedad.

Si la situación se va deteriorando, existen opciones que habrá que plantearse, nos referimos a la incapacitación legal del anciano (que veremos en un artículo posterior) y el ingreso de nuestro familiar en una residencia geriátrica.

En nuestro próximo artículo, hablaremos de la incapacitación legal, cuándo presentarla, qué requisitos necesitamos y todo lo relacionado con ella.

ADVERTENCIA:

El presente blog no es un blog médico y en absoluto pretende sustituir las opiniones o dictámenes de ningún técnico en medicina, sino simplemente tratar de explicar en un tono más coloquial algunas de las distintas enfermedades que se contienen en sus páginas. Por ello, si usted padece cualquiera de las enfermedades aquí explicadas acuda a su médico de referencia.


2 comentarios en «La demencia senil en el anciano»

    • Muchas gracias por tu apoyo. Feliz semana para tí también y un mejor 2020 para tí y los tuyos.

      Responder

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: