Ancianos agresivos y violentos ¿Existe tratamiento?

Las conductas agresivas en la tercera edad van íntimamente ligadas a la existencia de algún trastorno neurodegenerativo, demencia senil, alzheimer, parkinsonismo, etc… aunque en muchos casos no son las patología asociados a los trastornos degenerativos las que lo producen y simplemente nacen de la propia personalidad del anciano.

La agresividad en personas mayores

Como decíamos antes, este tipo de conductas obedecen a trastornos cognitivos que es preciso identificar para darles el tratamiento oportuno y de igual forma debemos decir que este tipo de episodios agresivos o violentos están ligados a situaciones puntuales, es decir, el adulto mayor no se vuelve agresivo sin razón y de por vida, no podemos hablar de agresividad en la vejez de forma genérica. Estas conductas nacen, en la mayoría de los casos, de desencadenantes que provocan la actitud violenta o agresiva.

Factores desencadenantes de la agresividad en ancianos

Los factores que pueden desencadenar una respuesta agresiva en el adulto mayor son de varios tipos:

  1. Factores ambientales. Son todos aquellos referidos al entorno de nuestro anciano. Con ello nos referimos a la vivienda en la que reside, su dormitorio, en suma, los lugares que son frecuentados a diario y que cualquier cambio puede desencadenar el problema. Por ejemplo, un cambio de domicilio, un cambio del mobiliario de su dormitorio pueden provocar una conducta airada e incluso violenta. Los cambios de hábitos, cambios en las rutinas, es necesario efectuarlas con suma paciencia para evitar episodios agresivos o de violencia.
  2. Factores personales del propio anciano.  Episodios de un alto contenido emocional pueden ser muy propicios para provocar la agresividad. Así por ejemplo, la pérdida de un familiar muy cercano, el sufrimiento de alguna enfermedad, una baja autoestima, depresión, etc…
  3. Factores personales ajenos al adulto mayor. En muchos casos, el contacto de nuestro familiar con determinadas personas encargadas de su cuidado y con las que el anciano no empatiza, pueden ser también situaciones decisivas para desencadenar conductas agresivas.

Agresividad en ancianos y su tratamiento

Como explicábamos antes, tanto las conductas agresivas como violentas, no son la enfermedad, sino el síntoma de que podemos estar ante algún tipo de trastorno cognitivo, por ello, ante este tipo de conductas, lo primero que debemos hacer es un examen médico de nuestro familiar con el objeto de que confirme o descarte cualquier demencia o patología de otra naturaleza.

La evaluación previa al tratamiento, tanto médica, como psiquiátrica, como psicológica resulta fundamental para tener todos los elementos suficientes para ofrecer el tratamiento más adecuado y efectivo ante el problema. En muchos casos, no sólo el tratamiento farmacológico puede resolver el problema, a veces, el problema puede resolverse revertiendo la situación que provocó la conducta agresiva. Por ejemplo, si la agresividad se produjo por un cambio del domicilio del adulto mayor, la situación podría resolverse llevando al anciano a su primer domicilio. Si el problema viene dado por una cuidadora o cuidador que no empatiza con nuestro familiar, la solución puede estar en intentar cambiar a la persona que se ocupa de él.

Sólo si la situación no se resuelve de esta forma, habrá que acudir al tratamiento farmacológico, generalmente neurolépticos, con el riesgo de que su uso se cronifique y pretendamos resolver estas actitudes con fármacos, sin plantearnos otro tipo de posibilidades.

¿Qué podemos hacer los familiares ante ancianos agresivos?

Si nuestro familiar está ingresado en una residencia, serán los profesionales de dicha institución los que mejor conocen este tipo de problemas y los que mejor solución pueden dar, no obstante, si nuestro anciano convive con nosotros, os dejamos algunos consejos.

  1. Evitar, en la medida de lo posible, situaciones de estrés ambiental en el adulto mayor. Es decir, evitar cambios bruscos en los hábitos diarios del anciano y de su entorno. Este tipo de cambios puede producir confusión, ansiedad y estrés en el adulto mayor que hay que evitar.
  2. Cualquier cambio debe comentarse con nuestro familiar con anterioridad, explicándole, de forma sencilla, en qué va a consistir, qué beneficios va a tener con ello y sobre todo, transmitirle seguridad en que todo seguirá igual y que el cambio no le afectará significativamente.
  3. La discusión no es la solución. En muchos casos, la negativa del anciano a cualquier cambio puede provocar situaciones de estrés, no sólo ya en éste, sino en quienes se ocupan de sus cuidados. A pesar de ello, nunca debemos entrar en polémica ya que ello lo único que puede conseguir es incrementar la ansiedad del ancianos y potenciar su negativa al cambio. Por ello, hablar pausado, con expresiones amables, sin tensionar y explicando muy bien por que se adoptan determinadas decisiones y tratando de hacer ver a nuestro adulto mayor que la nueva situación se hace en su interés.

Si has pasado por una situación parecida nos gustaría que nos comentaras tu experiencia y con tu testimonio poder ayudar a otros que atraviesan por el problema, estaremos encantados de oír tu experiencia y cómo intentaste solucionarlo.

Agresividad en personas mayores con alzheimer. Consejos a tomar

Una de las consecuencias en muchos de los enfermos de alzheimer es la agresividad, llegando en casos extremos a la violencia física, no obstante nuestra actitud ante el problema no puede superarse razonando con él desde nuestra lógica ya que el enfermo tiene una lógica diferente, distinta a la nuestra y distorsionada, por ello es conveniente seguir algunos consejos:

  1. No intentar razonar con él ni mucho menos discutir ni tratar de imponer nuestra razón ya que estamos en «mundos diferentes»
  2. Tratar de evitar los momentos o circunstancias que hemos podido apreciar que desencadenan ataques de agresividad en nuestro mayor, para ello habrá que adelantarse al acontecimiento que puede provocar los ataques y tratar de evitarlo.
  3. Intentar distraer al enfermo del episodio que desencadena su agresividad, por ejemplo, si los ruidos provocan la reacción agresiva, y no podemos evitarlos (por ejemplo, por obras que se realizan en la casa de al lado) desfocalizar a nuestro mayor del ruido ofreciéndole alternativas, como ponerle música o hablando con él de familiares o bien, intentando que pruebe algún juego, etc…
  4. A pesar de que en algunos momentos puede ser desesperante (y en muchos casos lo es) no podemos responder con la misma moneda, es decir, nunca debemos gritar ni que nos vea irritados ya que si no, entraremos en un bucle a ver quien grita más y no conseguiremos el objetivo de apaciguar los ánimos.
  5. «Negociar con el enfermo.» La idea es conseguir nuestro fin «dando un rodeo» es decir, habrá que dar algo a cambio. Si pretendemos que el enfermo coma determinada comida y no quiere, deberemos negociar con él, ofreciéndole algo a cambio de que ingiera lo que le proponemos.


8 comentarios en «Ancianos agresivos y violentos ¿Existe tratamiento?»

  1. La agresión de mi papá con mi persona es demasiado, decidí alejarme de casa para no llegar más aya por que hay momentos q me estresa y pierdo toda la paciencia y no me gustaría hasta el punto de ponerle la mano. El utiliza palabras de grueso calibre, te insulta, trata de humillante haciendo ver que el es mejor y tu no eres nada. Decidí alejarme de casa.

    Responder
    • Hola Juan, antes que nada pedirte disculpas por el retraso en enviarte unas líneas de agradecimiento por comentarnos tu problema. Creo que has tomado la decisión más inteligente, alejarte para evitar males mayores. Existen convivencias que son absolutamente inviables y parece ser que la tuya con tu padre es una de ellas, por ello, tu decisión ha sido, a mi entender, la más inteligente.
      Gracias por comentar con nosotros y mucho ánimo.

      Responder
  2. Buenas noches…mi papa es muy violento con mi madre..con el Alzheimer se acentuo mas…yo no convivo con eĺlos..y es mi madre la que lleva la peor parte…que hacer? Con quien hablar para que me pueda ayudar? Muchas gracias

    Responder
    • Hola Lilian, en algunos mayores el alzheimer produce episodios de violencia hacia los familiares más cercanos, por ello mi recomendación es que lo consultes con el médico que trata a tu padre y le cuentes sin tapujos la situación de violencia que atraviesa tu padre. Quizá le pueda recetar algún medicamento para controlar la situación y si no es posible, quizá habría que plantearse separar físicamente a tu padre y a tu madre con el fin de que la agresividad de tu padre no llegue a más. En todo caso, debe ser su médico quien mejor puede orientarte y ayudarte.

      Otra opción es que acudas a los servicios sociales de tu ayuntamiento y solicites ayuda. En último caso y, si no consigues aplacar la agresividad de tu padre, quizá la única opción que quede es internarlo en una residencia o centro de día.

      Mucha suerte, mucho ánimo y gracias por compartir tu experiencia.

      Responder
      • Mi abuelo está siendo agresivo con insultos y amenazas a mi abuela, el se olvida de las cosas y la insulta por todo.. ya mi abuela se cansó de eso y también le responde ahora mi abuelo cuando están solos se altera y amenaza con agredirla físicamente, solo mi mamá ayuda, mis ti@s no hacen nada, que es lo más aconsejable para hacer??

        Responder
        • Hola Diego, lo primero que haría sería llevar a tu abuelo al médico y hacerle un chequeo de su estado mental pues puede ser que tenga algún tipo de demencia, alzheimer o cualquier otra patología. Si se confirma que tiene alguna demencia, el médico será quien os diga cómo actuar, si no padece ninguna enfermedad, habrá que hablar con él muy seriamente y decirle que no puede continuar con ese comportamiento violento. Otra opción sería separar físicamente a los abuelos, es decir, que tu abuela pasara una temporada en casa de tus padres y ver cómo reacciona tu abuelo.
          En todo caso, si se trata de alguna enfermedad mental deberéis seguir las indicaciones del médico.

          Mucho ánimo y gracias por tus comentarios.

          Responder

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: