Abuelos cuidadores de nietos

La figura de abuelos cuidando de niños pequeños cada vez está más extendida hasta el punto de que, en muchos casos, los niños pasan entre semana, más tiempo con sus abuelos que con sus propios padres.

Abuelos educando a sus nietos

Como explicábamos antes, en muchos casos, nuestros mayores se han visto obligados a cuidar de sus nietos cuando estos son pequeños por imposibilidad de los padres de ocuparse de ellos.

Algunas veces porque los propios padres trabajan y no pueden dejar a sus hijos en la guardería o centro de educación infantil por motivos económicos y otras por que los padres estiman que los hijos están mejor con los abuelos hasta que puedan llevarlos a la escuela.

Sea como sea, cada vez más podemos encontrar a abuelos en parques y jardines cuidando de sus nietos y ello no es visto por algunos expertos con muy buenos ojos.

Para algunos, los abuelos malcrían a sus nietos, sin embargo, otros, consideran que están mejor con los abuelos que en guarderías.

¿Guarderías o abuelos?

La conciliación laboral hoy en día es algo que aún no es posible en la mayoría de los casos y es entonces cuando se plantea la cuestión de qué hacemos con los niños. ¿Los dejamos con los abuelos o los mandamos a la guardería?

La respuesta dependerá de las posibilidades económicas de los padres y de las opciones ideológicas de los padres. Muchos padres son de la opinión de que los abuelos malcrían a sus hijos y por ello deciden que sea la guardería la que se ocupe del cuidado del menor. En otros casos, el coste económico de la guardería es imposible para los padres y se ven obligados a dejarlos en compañía de los abuelos.

En todo caso la respuesta más acertada es la que los padres decidan, ya que son ellos los obligados a procurar la educación de sus hijos y por ello, sólo a ellos compete la decisión.

No obstante, no debemos olvidar que la relación de los niños con sus abuelos reporta beneficios a ambos, tanto nietos como abuelos y enriquece tanto a unos como a otros.

Los abuelos reciben mediante esta relación con sus nietos un soplo de aire fresco, una novedad en sus vidas, cambio de hábitos y aumento de responsabilidades. A pesar de ello, antes de tomar la decisión de dejar a los niños con los abuelos, deberemos tener en cuenta una serie de circunstancias:

  1. El estado de salud de los abuelos. No todos los abuelos pueden cargar con la responsabilidad de cuidar a sus nietos, ya que pueden atravesar por problemas de salud que les impidan seguir el ritmo de sus nietos.
  2. La empatía de los abuelos. Existen algunos abuelos que sostienen que los niños son para los padres y que ellos no quieren adquirir la responsabilidad del cuidado de sus nietos.
  3. Al contrario que el punto anterior, existen otros abuelos que sobreprotegen a los niños y que incluso cuestionan las decisiones de los padres, originando en los niños opiniones encontradas sobre lo que debe o no debe hacer.

En definitiva, el abanico de personalidades es muy amplio y serán los padres los que tengan que decidir en cada caso si es más conveniente que sus hijos vayan a una guardería o sean cuidados por sus abuelos. Lo que no puede cuestionarse es el efectivo muy positivo que produce tanto para abuelos como para nietos, el contacto entre ellos.


Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: